Feed de narrativa ~ 📿 #pecadoscapitales

RESOLUCIÓN

     Tenía un problema con las manos. No me salían tan bien como quería. Con las de mamá pasaba lo mismo: aquí está cocinando asado, aunque parece un pollo o un pavo lo que mete en el horno. Tampoco su nariz está tan lograda; se ve achatada, como hueca, con dos grandes fosas como túneles. No es que tenga un problema, toda ella está bien, de pies a cabeza, con su melena...

José Vicente Abreu: Toma mi lanza bañada de plata

    El trofeo de guerra ha sido desde siempre una de las perversiones del hecho bélico. Durante los siglos documentados de la historia, y tal vez todavía en nuestros tiempos, las mujeres del enemigo derrotado han representado el principal trofeo, probablemente por la carga de humillación que conlleva; así que en la guerra, saqueo y violación son casi inseparables, desdorosos...

Dos relatos

Hulk Hogan en el MonasterioEn la quietud del Monasterio Qingzhen Shanshui, una vez Caravallo le preguntó al Poeta Aveledo cuál era su libro preferido. Tras un momento de reflexión, como si consultara con los antiguos espíritus del lugar, Aveledo respondió: “La guía telefónica, porque ahí están todos los nombres y todos los oficios, y por mucho que se intente, es un libro imposible de romper...

MADRE HAY UNA

Madre hay una El odio de Carolina va a cumplir dieciocho años, pero parece de once; es un odio regordete, con rulos rubios y una sonrisa pequeña y estúpida que se abre paso gelatinosamente entre las dos mejillas enormes. Nunca ha hecho nada importante en su vida; al principio se paseaba por los rincones de Carolina haciendo escándalo y observando las cosas más irrelevantes, como el vestido nuevo...

TOTUS TUUS

A Javier Miranda-Luque. La telaraña vela la axila del enorme cristo de madera colgado en la pared de la sala de emergencias y sigue su recorrido a lo largo del brazo hasta llegar a la mano, donde una mosca agoniza. Lucián la observa desde su cama; piensa que el cristo podría albergarla en su mano y luego cerrarla dulcemente para acabar con el sufrimiento. “El tiempo de Dios es perfecto”, le dice...

EN UN CAFÉ DE BUENOS AIRES

Podría sentarme en un café de Buenos Aires. Uno de esos grandes y luminosos que están próximos al obelisco y que quedaron como suspendidos en los años cuarenta, con madera encerada por todas partes y sillas tapizadas con telas a rayas, con grandes espejos tras la barra, con mozos que visten chaquetillas blancas, pantalones negros y pajaritas impecables sobre la camisa almidonada, sonrientes y con...

FRAGMENTOS DE UN CUENTO DE HELÍMENES GÜERERE

(Investigación realizada por Jesús Ángel Parra con la corrección de estilo y revisión de Julito Jiménez) Estos fragmentos aparecieron en las bóvedas del Banco Central de Venezuela (sede Zulia), hay quienes aseguran que se trata del relato, Ímpetu Secreto,otros sin embargo, afirman que es el famoso cuento Dejándonos en Pretérito Pluscuamperfecto,pero dicho cuento es una correspondencia...

EL STREAMING, LAS REDES Y LA GUERRA

Como todo buen  boomer, fui hijo de la televisión. De hecho, el primer recuerdo que tengo, que por el lugar en donde ocurrió data de 1962, a mis dos años de edad, involucra a un televisor, observado por mí desde el piso en donde estaba tirado boca abajo, mirando tal vez algún show de mediodía. La televisión fue, durante tal vez 55 años de mi vida, el principal medio de entretenimiento e...

José Balza: El doble arte de morir

    Se ha dicho que no existe una profesión u oficio que conduzca inevitablemente a la creación literaria; de hecho algunos vagos, hijos de médicos o de diplomáticos, se cuentan entre los mejores novelistas de la historia, como también controladores aéreos, avicultores, matemáticos, psiquiatras, arquitectos y oficinistas. Pero sin duda hay dos especialistas que parecieran jugar con...

HASTA EL CUELLO DE MIERDA EN EL ATENEO DE CARACAS

                                   Una vez tuve una novia. Puede resultar difícil de creer (yo mismo no me lo creo) pero una que otra novia tuve. No muchas, más bien pocas, pero las tuve. Mejor no contarlas porque me deprimo.       A esta novia en particular, Lucía se llamaba, en nuestra primera cita como novios formales la llevé a la feria navideña...

Síguenos en:


Feed de narrativa editada a seis manos (desde San José de Costa Rica, Stuttgart y Caracas), por los caraqueños diasporizados Luis Garmendia y Javier Miranda-Luque, y el caraqueño sin diasporizar (¿por ahora?) Mirco Ferri cuya idea es la de postear textos propios y de autores invitados. ¡Bienvenido cada par de ojos lectores que se asomen a estos predios!

Los artículos más visitados: